MAÑANA


Queridos padres:
Solo espero que mis invocaciones a nuestros Ancestros (Sean por siempre escuchados) hayan sido recibidas y se encuentren bien de salud.
Yo por mi parte no puedo enviarles más que palabras de esperanza. Esta noche, en apenas unas horas, habrán acabado los meses de formación ciudadana que he sabido llevar con el espíritu de nuestros Fundadores (Sean por siempre escuchados). Saben, cómo no saberlo, que eso significa que mañana será el sorteo que decidirá el resto de mi vida.
Mañana sabré mi futuro como sombra o como seda.
Hasta aquí nos llegan las noticias de las revueltas que últimamente se han estado produciendo contra este sorteo y sé el dolor que les ha debido producir que mi hermana estuviera involucrada en ellas. Fuimos educados juntos en las creencias de nuestros Mayores (Sean por siempre escuchados) pero ella nunca lo aceptó. Como semillas lanzadas al desierto mis largas conversaciones con ella nunca dieron fruto. De nada sirvió mostrarle los años que nuestra patria ha funcionado como un perfecto engranaje siendo la envidia del resto de países. Y eso no lo pueden soportar. Qué no serían capaces de inventar para dañar nuestras creencias: que si las sombras son esclavas sin voluntad, que las sedas recaen siempre en las mismas familias…
Pero no teman por mí que sabré mantenerme firme. El camino abierto por nuestros Antepasados (Sean por siempre escuchados) es mi guía en esos momentos de tribulación.
Si Ellos (Sean por siempre escuchados) así lo disponen mañana seré seda con todo lo que ello supone: podré volver a mi trabajo en la escuela, podré verles a ustedes y sobre todo podré buscar compañera y esposa entre las sedas de nuestro barrio para entre los dos crear una nueva familia a la que transmitir los conocimientos recibidos por nuestros Predecesores (Sean por siempre escuchados)
Si por el contrario mi destino es ser sombra no lloren por mi. No nos volveremos a ver pero sepan que enfrentaré mi suerte con valentía y alegría. Nos lo han explicado bien: para que nuestro mundo sea luminoso son necesarias las sombras, sin ellas no apreciaríamos la luz. Y no crean eso que dicen por ahí, ni hay cada vez más sombras ni necesariamente son todas asesinas. Pero también les digo que mi pulso no temblará y haré lo que sea preciso para defender el legado recibido.
Nos veamos o no a partir de mañana sepan que siempre les querré y que nunca tendrán que avergonzarse de mí.
Que Su sabiduría (Sean por siempre escuchados) guíe nuestros pasos.
Un abrazo de su hijo, que siempre los llevará en su corazón.

No hay comentarios:

EL VAGÓN DE LAS MUJERES, DE ANITA NAIR

SINOPSIS "En la estación de Bangalore, en la India, Akhila, una mujer soltera de cuarenta y cinco años está a punto de realizar su ...